¿El amor provoca antojos?

Todos sabemos que dan antojos en el embarazo, antojo de chocolate, antojo de algo dulce, antojo de sal, antojo de cerveza, antojo de una Big Mac y en casos extremos, sin embargo, muy comunes, ¡antojo de comer tierra! Pero ¿por qué se dice que el amor engorda?

¿CUÁL ES LA RELACIÓN DEL AMOR CON LA COMIDA?

 
Desde tiempos remotos, cumplir antojos de la persona que quieres ha sido una forma muy popular para mostrar afecto y transmitir amor. Y ejemplos hay demasiados: en los aniversarios, los cumpleaños, el día de San Valentín, etc…
Comer algo que te gusta te genera bienestar y ni se diga compartir algo delicioso con tus personas más queridas. Es por esto que la relación amor y antojo va completamente de la mano, la comida te regala experiencias con tu pareja que querrás revivir una y mil veces.
 

¿SEGÚN EL NIVEL DE AMOR ES EL NIVEL DE KILOS QUE SUBE LA PAREJA? 

Confirmado. El amor engorda. Fundamentalmente esto sucede por tres factores:
Cuando estás en busca de pareja pones especial cuidado en tu físico, practicas deporte y evitas picotear y cumplir tus antojos, lo cual, al encontrar pareja relegas a un segundo plano… Es un hecho que al estar con tu pareja buscas actividades entretenidas para pasar tiempo de calidad las cuales en su gran mayoría incluyen nada más y nada menos que ¡comida!

¡Gracias por quererme con mis antojos irresistibles!

También se han realizado variedad de estudios que comprueban que, al pasar la parte más intensa de la relación, te relajas en cuanto al deseo de impresionar a la otra persona. Ya no existe la etapa de la conquista, de verse “atlético” y “perfecto”, y pasas a la etapa de ser completamente tú mismo.

¿LA FELICIDAD NOS HACE COMER MÁS?

 
Lo dice la ciencia: estar enamorados nos genera muchísima felicidad. Cuando te enamoras tu cerebro libera dopamina, serotonina y oxitocina y esto provoca que te sientas excitado, lleno de energía y con una mejor perspectiva acerca de la vida. Estos neurotransmisores son responsables de llevar mensajes positivos a tu cerebro por lo que tal como una persona en drogas, buscaras repetir esta experiencia para generar ese placer.   A veces esto genera la sensación de querer comerte todo lo que hay en tu cocina.

¿QUEDARME SOLO O SUBIR UNOS KILITOS?

No te preocupes, subir unos kilitos al enamorarte es normal y puede ser un indicio de que la relación es formal y estable. ¡Las parejas que satisfacen sus antojos también satisfacen sus vidas!
“Donde hay comida, hay amor”