Hablemos de... Espinaca

La espinaca es un gran alimento ya que contiene gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, lo cual la hace un alimento muy sano.

Comer espinacas hace mejorar por ejemplo la salud ocular, reducir el estrés oxidativo, y ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer y a reducir los niveles de presión arterial.

Una de las mayores razones por las que la espinaca es tan importante y valorada en todo el mundo es que es muy durable. Incluso puede sobrevivir durante el invierno y ser tan saludable en la primavera. Además, se puede comer cruda como parte de muchas ensaladas como un vegetal acompañando un deliciosos plato.

Hay muchos compuestos anti-inflamatorios que se encuentran en los beneficios de las espinacas, más de una docena, de hecho. Por eso, la espinaca es uno de los vegetales más potentes cuando se trata de reducir la inflamación en todo el cuerpo.

Se considera que comer hojas crudas de espinaca, así como jugo de espinaca, es una vía natural para favorecer los procesos intestinales. Si quieres tratar el estreñimiento, inclúyela en tu dieta diaria.